Oración de la mañana

Viernes, 29 de mayo 2020

"Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero" (Jn 21,15-19)


https://soundcloud.com/dominicos/evangelio-de-hoy-29-5-2020

Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer, le dice a Simón Pedro:
«Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?».
Él le contestó:
«Sí, Señor, tú sabes que te quiero».
Jesús le dice:
«Apacienta mis corderos».
Por segunda vez le pregunta:
«Simón, hijo de Juan, ¿me amas?».
Él le contesta:
«Sí, Señor, tú sabes que te quiero».
Él le dice:
«Pastorea mis ovejas».
Por tercera vez le pregunta:
«Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?».
Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez: «¿Me quieres?» y le contestó:
«Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero».
Jesús le dice:
«Apacienta mis ovejas. En verdad, en verdad te digo: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras».
Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió:
«Sígueme».

Oración

Señor Jesús, ¡qué bonita esta escena con Pedro! Hoy, a cada uno de nosotros nos gustaría ser Pedro. A cada uno nos gustaría responderte a tu pregunta: Señor, tú sabes que te quiero. Después de todo lo vivido junto a ti, después de sus síes, después de sus reticencias a que le lavaras los pies, después de su negación, después de tantos y tantos momentos y confidencias, Pedro no lo duda. Eres tú el centro de si vida. Alguien a quien merece querer como q nadie más.

Señor Jesús, que te queramos. Que te queramos sin excepciones, sin condiciones, sin medias tintas, sin esperar nada a cambio, sin más razón que el querer. Que se nos note que quererte y ser queridos por ti nos hace diferentes, hombres y mujeres vivos y vivificadores, buenagente para el mundo.

Señor Jesús, renueva en nosotros el deseo de vivir en tu presencia, de querer quererte más y mejor, de llevar lo que nos das a los demás, de vivir agradecidos y apasionados. Que nuestro trabajo más importante sea disfrutar de lo que el amor permite hacer en la propia vida y en la vida de la gente. De toda la gente.

Señor Jesús, tú conoces todo, tú sabes que te queremos a nuestro modo. Ayúdanos para que nuestro modo sea el tuyo y te queramos como tú nos quieres a cada uno de nosotros. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC